Por iniciativa del diputado Aníbal Ibarra  (Frente Progresista Popular),  y que  fue acompañada por los diputados Paula Penacca (Frente para la Victoria) y Pablo Ferreyra (Seamos Libres) fue votada por unanimidad, la ley que incorpora a siete familias que se encontraban en situación de desalojo, a que sean censadas por el Instituto de la Vivienda (IVC) y se les garantice el derecho habitacional en el edificio lindero, ya expropiado por la ley 4480  en la Avenida Boedo 1967.

 

Dichas familias se encontraban en situación de desprotección y pronto desalojo del edificio que habitan hace casi 20 años, debido a un último veto del Ejecutivo porteño que decidió dar marcha atrás a una ley que había votado la Legislatura por unanimidad, en diciembre pasado, y que expropiaba dicho edificio para el IVC porteño, garantizando el derecho a la vivienda de estas familias, que hoy gracias a esta nueva Ley serán incorporadas al edificio de al lado.

 

“Estas siete familias vienen luchando por su derecho a una vivienda digna hace ya muchos años, junto a las otras 26 familias vecinas, y en diciembre pasado celebraron por la Ley que les iba a garantizar un hogar pero luego llegó el veto de Macri. Hoy, agradecemos el voto de todos los Bloques, porque esta nueva Ley les trae tranquilidad y les asegura a estas familias que van a poder tener su vivienda propia”, expresó Ibarra.