Estuvimos por Lugano, recorriendo el Barrio PIrelli, con su presidente Daniel Fernández. Charlamos con los vecinos. Nos plantearon sus necesidades… Hay mucho por hacer, sobre todo en materia de vivienda.

Gran afecto por parte de la gente que nos invitó a sus casas para que observáramos las condiciones indignas en las que viven. La construcción de viviendas se ha detenido en este gobierno, nos dicen. Pero hay un gran compromiso de todo el barrio para que se siga edificando en los terrenos aptos para vivienda.

Durante la recorrida los vecinos me recordaban el fuerte impulso a las políticas de construcción de viviendas y la calidad de las viviendas construidas y entregadas durante nuestra gestión.

El gobierno de Mauricio Macri no construyó ni se preocupó por la construcción de viviendas a pesar de tener el presupuesto más alto de la historia en la Ciudad de Buenos Aires.