Toda mi vida política estuvo dedicada a esta ciudad. En los últimos 25 años fui concejal, legislador, convencional constituyente, dos veces jefe de gobierno y luego dos veces legislador. Siempre elegido por el voto popular.

Quiero volver a ser Jefe de Gobierno porque estoy convencido de que quedan muchas cosas por hacer en la Ciudad. Es hora de que demos un salto de calidad en infraestructura, en transporte, en vivienda, en la modernización de hospitales y escuelas.

Estos últimos ocho años el gobierno de la ciudad ha tenido enormes recursos, los presupuestos más altos de la historia, medidos en dólares. Sin embargo, a pesar de haber hecho los carriles exclusivos para colectivos, o la remodelación de varios espacios verdes, se ha perdido la oportunidad de dar un salto cualitativo en materia de infraestructura y modernización de la ciudad.

Y en estos ocho años, han endeudado gravemente a la Ciudad, o sea, a todos nosotros. A cada vecino. Teniendo los recursos como para hacer una gestión responsable, el PRO nos endeudó en miles de millones de dólares, a tasas altísimas. Y eso va a haber que pagarlo.

Nosotros ya gobernamos la ciudad, y lo hicimos de manera responsable, sin emitir deuda, sin aumentar impuestos, durante la peor crisis económica que atravesó la Argentina (2001-2002). Y mientras pasaba eso, trabajamos en tres líneas de subte al mismo tiempo. Dejamos lista para iniciar la obra del Maldonado, reformamos los Hospitales Santojanni y Elizalde, obras que fueron consideradas las más grandes de Latinoamérica. Construimos 24 escuelas nuevas y 37 centros de salud barriales, porque lo importante es hacer énfasis en la atención primara. En estos últimos años, eso se ha abandonado.

Y repito: todo eso teniendo una administración responsable de los recursos, sin despilfarrar, ni tomar un solo dólar de deuda. Y tuvimos un nivel de aceptación muy alto. De hecho, le ganamos a Macri con el 54% de los votos después del “que se vayan todos”. Fuimos los últimos en ganarle a Macri en la Ciudad.

Para esta nueva etapa queremos una Ciudad que intervenga fuertemente en la construcción de viviendas, con planificación según las necesidades de cada barrio y de la gente que quiere acceder a una vivienda. Tenemos muchas viviendas deshabitadas y mucha gente que busca vivienda. También queremos regular los alquileres, para que alquilar no implique sacar un crédito en el banco. Nuestro objetivo es: una familia, una vivienda. Y lo digo desde el lugar de haber hecho mucho por la vivienda.

Nosotros en un año (2005) hicimos más viviendas que el PRO en toda su gestión: 1.527 viviendas en las villas. Y en el total de nuestra gestión, hicimos 5.000 viviendas.

Queremos extender la red de subtes como la habíamos planeado, integrando la red actual (que es radial, todas las líneas van a Plaza de Mayo, salvo la línea H que comenzamos y en la que avanzamos en nuestra gestión) con nuevas líneas que vayan del sur al norte de la ciudad, como teníamos planeado con la F, G, H, I. Porque está bien fomentar el uso del transporte público haciendo carriles para colectivos, pero lo que realmente transforma una ciudad es la red de subterráneos. En cualquier ciudad del mundo las redes de subte son muchísimo más amplias que en Buenos Aires, porque lo que alivia el tránsito es sacarlo de la superficie.

Queremos que la Policía Metropolitana esté en todos los barrios y no en tres, como está ahora. Y que sea una policía de proximidad y prevención. No puede ser que la Metropolitana tenga un presupuesto de 2.743 millones de pesos y no esté en todos los barrios de la Ciudad, ni pueda hacerse cargo de la seguridad en Hospitales, Escuelas, Subte, Espacios Verdes. La Metropolitana sirvió para marketing y para reprimir a médicos, pacientes y periodistas, como en el Borda. Nosotros queremos una Metropolitana que actúe para la prevención del delito en toda la Ciudad, y en coordinación con la Policía Federal. Para esto es necesario sentarse y hablar con el gobierno nacional, sea del color que sea. Y lo digo desde el lugar de haber tenido que gobernar con 5 presidentes distintos, y con todos ellos me senté a hablar para conseguir lo mejor para la Ciudad.

Queremos una ciudad donde todos y todas tengan los mismos derechos y oportunidades, independientemente del barrio en el que vivan. El sur de la Ciudad tiene que tener la misma calidad de Educación, Salud, Vivienda y Transporte que el norte. No puede haber varias ciudades en Buenos Aires. Queremos una misma ciudad para todos. Eso no se logra tal vez en uno o dos mandatos. Pero si uno pone todos sus esfuerzos para hacer una ciudad más igualitaria, está marcando el camino a seguir.

Queremos gobernar para todos, como lo hicimos siempre. En nuestra gestión gobernamos con peronistas, radicales, socialistas, progresistas, independientes. Siempre tuvimos una vocación frentista. Tenemos que dejar de mirar a quién castigamos cuando votamos, y empezar a votar por y para una mejor Ciudad.

Yo no veo a la Ciudad como un trampolín para otra cosa. Como ya dije, toda mi vida política estuvo dedicada a Buenos Aires. Sé lo que se puede hacer, y sé como hacerlo. Con aciertos y errores, hicimos una muy buena gestión en la Ciudad. Ahora, con mucha más experiencia, queremos hacer el mejor gobierno.

El 26 de abril te pido que me acompañes con tu voto para que juntos podamos hacerlo.

 

Nota publicada en Infobae