El ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra se refirió al desaojo efectuado hoy en el barrio denominado “Papa Francisco” en Lugano, y la responsabilidad del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

El gobierno de la Ciudad justificó el desalojo diciendo que los ocupantes eran mafias y narcotraficantes, lo que no es cierto. Lo primero que tiene que hacer es dar cuenta del déficit habitacional y del incumplimiento de la urbanización de ese predio, al que estaba obligado por ley desde el año 2005”.

Durante siete años el Gobierno porteño abandonó ese predio e incumplió una ley que lo obligaba a descontaminar, a hacer un censo, a abrir calles y hacer viviendas, nada de esto se hizo, generando así las condiciones para la usurpación”, detalló Ibarra.

La situación habitacional en la Ciudad de Buenos Aires es preocupante y este Gobierno debe cumplir las leyes e implementar las políticas necesarias para no llegar a este tipo de situaciones de vulnerabilidad y violencia”, finalizó el legislador del Frente Progresista Popular.